¿Qué pasa con el saldo disponible en prepago cuando realizo una portabilidad o doy de baja la línea?


¿Puedo recuperar mi saldo de mi tarjeta prepago si realizo una portabilidad a otra compañía? ¿Qué pasa con el saldo disponible en mi tarjeta prepago si la línea queda inoperativa? Estas son las cuestiones que se plantean muchos usuarios de prepago en materia de telefonía móvil.

Si bien es cierto, la normativa de telecomunicaciones (Especificación Técnica de los  Procedimientos Administrativos para la Conservación de Numeración Móvil en caso de Cambio de Operador, así como la Resolución sobre la modificación de la especificación técnica de los procedimientos administrativos para la conservación de numeración en caso de cambio de operador en redes móviles) no incluye una disposición expresa que regule el aspecto objeto del presente artículo. La única referencia la encontramos en las Especificaciones Técnicas para la Portabilidad Móvil respecto al operador receptor en las que se señala que: “en el caso de abonados de prepago el operador receptor no tendrá la obligación de compensar el tráfico pendiente de consumo en la tarjeta prepago del operador donante en el momento de portar su número”

En este sentido, la normativa es clara al respecto y determina que el operador receptor de dicha portabilidad no posee la obligación de reintegrar el saldo no consumido que el usuario tuviera en su anterior operador.

Una vez visto que la normativa en materia de telecomunicaciones no prevé una solución clara para estas situaciones, tenemos que analizar lo que determinan los contratos de los diferentes operadores. A este respecto Orange estable que “Para evitar la desactivación de la Tarjeta, que  comporta la pérdida del número de teléfono asignado y el saldo del que se disponga en aquél  momento, es preciso recargarla por lo menos una vez dentro del plazo previsto de 12 meses más  uno adicional desde que se realizó la última recarga o, en su defecto, desde que se  activó la  tarjeta”. Por su parte Vodafone determina que “(…) Si en este periodo no se efectúa ninguna recarga, la tarjeta quedará totalmente inoperativa y se perderá el número de teléfono”. Ninguno de los contratos de los grande operadores establecen una cláusula específica que regule la posible recuperación del saldo remanente para el caso de que una usuario decida dar de bajar una tarjeta de prepago, así como para una posible portabilidad a otro operador.

Por otro lado debemos analizar que dice al respecto la normativa de protección al consumidor. La Ley General para la Defensa de los Consumidores considera como abusivo las cláusulas contractuales que establezcan “la imposición de formalidades distintas de las previstas para contratar o la pérdida de las cantidades abonadas por adelantado, el abono de cantidades por servicios no prestados efectivamente, (…).” Llegados a este punto cabe recordar que, en base a este artículo, la Comunidad de Madrid multó a Yoigo en marzo de 2011 con 9.200€ (Noticia en prensa) por quedarse con el saldo de los usuarios de prepago que no realizan recargas en un determinado plazo (también hay que destacar que Yoigo anunció que iba a interponer un recurso a dicha sanción alegando que el contratos se informaba al usuario a tal efecto). A día de hoy no se conoce una sentencia al respecto.

Quizás la pregunta lógica que nos debemos hacer ahora sería si el saldo de una tarjeta prepado constituye una “cantidad abonada por adelantado”. Desde mi punto de vista, existen argumentos para defender que nos encontramos ante una situación en la cual los usuarios realizan una determinada recarga de saldo en su tarjeta y disfrutan de unos servicios que la compañía le pone a su disposición. Si bien es cierto, muchos de vosotros pensaréis que, en determinadas ocasiones, estos servicios no se llegan a disfrutar (en el caso de que el usuario no haga uso de su tarjeta). En este caso, y desde mi punto de vista, los operadores deben informar claramente a los usuarios –y durante el presente artículo ya se ve que muchos de ellos no lo hacen- acerca de la pérdida o no del saldo disponible.

Para concluir, siempre respetando lo que posteriormente pueda determinar las autoridades de consumo a nivel autonómico, parece claro que la devolución o no del saldo en el caso de baja de una línera de prepago o en una posible portabilidad queda al arbitrio de lo que cada operador decida siempre y cuando informe a los usuarios por medio de sus respectivas condiciones generales de contratación de un determinado servicio. En este sentido, un ejemplo de un operador que si devuelve el saldo remanente y, además lo informa a los usuarios es SYMIO que establece que “si el Cliente deja de utilizar el Servicio durante seis (6) meses seguidos, simyo dará por resuelto el Contrato y el Cliente perderá definitivamente el número telefónico asignado.  En el caso de que  hubiera saldo no promocional pendiente de consumir, las cantidades correspondientes serán reintegradas al Cliente”.

Tras tratar esta cuestión con distintas oficinas del consumidor de algunas comunidades autónomas, me comunican que si contrato lo establece, el operador no está obligado a devolver la cantidad pendiente por consumir. Por tanto, mi consejo para todos aquellos que vayan a darse de alta en una línea de prepago es que lean con atención las condiciones generales del servicio que vayan a contratar y que analicen si dicha situación se encuentra recogida en alguna cláusula.

Anuncios

3 Respuestas a “¿Qué pasa con el saldo disponible en prepago cuando realizo una portabilidad o doy de baja la línea?

  1. Tengo un familiar con discapacidad y ha ido recargando la tarjeta prepago muy a menudo, con la compañia yoigo, hasta tener un saldo descomunal. ¿Podria recuperar el dinero? ¿La ley ampara a los discapacitados de alguna forma por no saber lo que hacen?

  2. Por tanto, la ley favorece la estafa. ¿Cómo posible que un dinero adelantado no se devuelva si no se usa? NO es de recibo que porque lo ponga el contrato en la n-esima cláusula en letra abusiva esto sea así. ESTO ESTÁ MEDITADO Y MUY PENSADO POR LAS COMPAÑÍAS, fíjate como ellas han tirado para su interés. No tiene nada que ver con pérdidas de dinero por un servicio a futuro… si no, a todo aquel que no recargue, le meterían una reclamación por tener una línea funcionando. NO: es una estafa contra la que ya dices que les han metido una multa de ooooh 9000 euros!! estarán riéndose. QUÉ VERGÜENZA DE JUSTICIA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s