Cloud Computing ¿el futuro?


Hoy en día muchos medios de comunicación suelen utilizar la palabra “Cloud Computing”. En español lo consideramos como la computación en nubeinformática en nube, del inglésCloud computing“, es un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet. La “nube” es una metáfora de Internet.

Se define como un sistema informático a través del cual los usuarios puede acceder a los servicios que se encuentra dentro de la “nube” denominada Internet. Uno de los problemas que suscita dicho sistema de prestación de servicios es que lo usuarios o mejor dicho, la mayoría de los usuarios son desconocedores de lo que realmente están gestionando.

Para muchos prestadores de servicios en Internet,  “Cloud computing” es un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio y tecnología, que permite al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados y responder a las necesidades de su negocio, de forma flexible y adaptativa, en caso de demandas no previsibles o de picos de trabajo, pagando únicamente por el consumo efectuado.

El cambio paradigmático que ofrece computación en nube es que permite aumentar el número de servicios basados en la red. Esto genera beneficios tanto para los proveedores, que pueden ofrecer, de forma más rápida y eficiente, un mayor número de servicios, como para los usuarios que tienen la posibilidad de acceder a ellos, disfrutando de la ‘transparencia’ e inmediatez del sistema y de un modelo de pago por consumo.

Las ventajas económicas y organizativas que el Cloud Computing puede aportar a muchas compañías y organismos públicos se comparan frecuentemente con los posibles riesgos técnicos y legales en los que se puede incurrir así como con las posibles responsabilidades derivadas de su utilización.

A su vez, también existen muchos problemas, son de un gran interés en relación con la materia específica que tratan, aquellos dedicados a la privacidad y a la protección de datos personales son especialmente relevantes dadas las complejidades de las legislaciones nacionales y europea -redactadas en un momento en el que los modernos servicios de Internet eran un sueño- imponen a los responsables y encargados de tratamiento sumado todo ello a la carencia de un conjunto de reglas y estándares comunes y universalmente aceptados.

Temas como el papel de los responsables y encargados de tratamiento y las áreas grises en las que es difícil o intrincado atribuir claramente las responsabilidades a cada uno de ellos (incluyendo casos recientes que han sido abordados por las autoridades europeas de protección de datos haciendo público su parecer), las cuestiones jurisdiccionales, la aplicación de los principios de protección de datos a la Nube y, en particular, el más debatido y complicado asunto de las transferencias internacionales de datos personales, son analizados en profundidad y, al mismo tiempo, sin perder de vista y teniendo en cuenta todos los aspectos prácticos con los que las organizaciones deben enfrentarse cuando llevan a cabo el necesario análisis de riesgos previo a lanzar o contratar un servicio de Cloud Computing.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s