No hay un "nuevo" Ipad


 

Muchos son los rumores que se estaban extendiendo por la red acerca de la inminente aparición de un “nuevo” Ipad, pero Steve Jobs aprovechó la presentación de resultados de Apple, ayer, para hablar sobre Android, iPhone y, por supuesto, el iPad. Durante las últimas semanas se ha rumoreado sobre una posible versión más pequeña de la tableta, basada en la misma pantalla de siete pulgadas que están utilizando muchos de los fabricantes que se han animado a poner en el mercado un competidor basado en Android. Si estaba esperando un iPad más pequeño, mejor rompa la hucha y cómprese algo diferente.

“La razón por la que no hacemos un iPad de siete pulgadas no es porque no queramos tener un producto a un precio más bajo, sino porque el software no sería igual de cómodo de usar”, comentó.

Una tableta de siete pulgadas viene a ser la mitad que una de 10. Suena ilógico pero las tabletas de siete pulgadas tienen un formato 16:9 (el iPad es formato 4:3) y el tamaño mide la diagonal de la pantalla. La comparación no es directa. Este tamaño más pequeño tiene alguna ventaja, es cierto. Tabletas como la Galaxy Tab de Samsung se pueden sujetar con una sola mano con mayor comodidad y a la hora de ver películas o series se aprovecha toda la pantalla.

Cuando el iPad salió a la venta una de mis quejas fue precisamente que mantenía un formato 4:3 y me apresuré a decir que el formato panorámico sería posiblemente una de las correcciones en la segunda versión. Ahora, después de medio año usando un iPad, lo dudo. El formato 4:3 tiene una razón de ser: es muy útil cuando se consulta una web o se lee un libro en  orientación vertical. A la hora de navegar por una web, tabletas como el Galaxy Tab hay que usarlas en orientación apaisada o el uso y la lectura se hace incómodo y extraño.

Mejor aún, como una tableta es un producto que puedes acercar o alejar a placer (más cómodamente que, por ejemplo, un portátil), el usar sólo una parte de la pantalla a la hora de reproducir vídeo, con bandas horizontales, no parece una limitación tan grave.

La única razón para que Apple redujese el tamaño de pantalla sería aumentar la densidad de píxeles y poder colgar la pegatina de “Retina”, como en el IPhone 4, pero es probable que la cuelguen igual aunque el próximo iPad no llegue a los 300 píxeles por pulgada del teléfono.

Al final, éste es un caso claro del “si funciona, no lo toques”. Apple ha vendido en el último trimestre casi de 4,2 millones de iPads. Vende ya más tabletas que ordenadores, de hecho. Es una cifra algo inferior a la que esperaba Wall Street (la expectativa era de 4,6) pero no es un problema de demanda, sino de fabricación y componentes . Hasta mediados de septiembre para comprar un iPad había que esperar semanas, todo lo que sale de las fábricas en China se está vendiendo y la competencia, de momento, no parece una amenaza seria.

¿Lo más probable? Apple es una compañía extremadamente conservadora (pocos productos, avanzando pasito a pasito) . El próximo iPad que, imagino, se presentará en enero será parecido en diseño al actual, con cámara para poder aprovechar la plataforma de videoconferencia Facetime, más memoria, algo más de velocidad y más delgado y ligero.

http://www.elmundo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s